Descubren cómo corregir el labio leporino humano gracias al perro pachón navarro. Clínica de la Luz (Madrid)

Investigadores españoles, entre ellos la Dra. Beatriz Berenguer, de la Clínica La Luz, han desarrollado un nuevo tratamiento mínimamente invasivo que permite corregir con éxito la fisura de labio y paladar.

La técnica se basa en la aplicación de proteína morfogenética de hueso en la fisura de labio y paladar -conocida como labio leporino-, ha sido desarrollada a partir del pachón navarro, una raza de perro española que presenta esta deformación de forma congénita con mucha frecuencia.


Captura de pantalla 2013-02-11 a la(s) 22.58.49


Lo que se buscaba era conseguir "no sólo cerrar bien el paladar, sino que los huesos crezcan correctamente para evitar posteriores cirugías necesarias para dar un perfil correcto a la cara", explica la investigadora Beatriz Berenguer, quién añade que con esta técnica se consigue que los bordes de la fisura se acerquen "de modo que no haya que levantar todos los tejidos del paladar para cerrar la fisura".

Para conseguirlo "inyectamos la proteína en los bordes de la fisura y aunque luego hay que abrir y coser no hace falta levantar el paladar ni realizar cirugías posteriores como ocurre ahora y de este modo restringimos menos el crecimiento facial", explica.

La aplicación de esta técnica en los citados perros ha logrado "resultados satisfactorios" hasta edades equivalentes a los cinco años en un niño y los investigadores se plantean ahora el inicio de un ensayo clínico para poder probarla en seres humanos.

Fuente: Agencia EFE