Perros frente al espejo

Que los animales no humanos (excluyendo primates,elefantes, córvidos y cetáceos), no puedan reconocerse ante un espejo no indica que no tengan conciencia. 

El veterinario Daniel Sandoval, señaló que la identidad propia de los perros, clásico animal doméstico, "está basada en olores más que en su estimulo visual". Una de las hipótesis que propone, es que cuando los perros se miran al espejo "al no tener una respuesta olfativa, creen que es otro animal".
Los perros "ven su identidad en las manadas según cómo responden a los estímulos que los rodean y a sus propias emociones, con una base genética instintiva", agregó Sandoval.

Respecto a los animales frente al espejo, cabe puntualizar que ha sido utilizada como una técnica para determinar los grados de "conciencia" de los animales desde mediados de los 70. Sin embargo, este mismo concepto ha sido controversia dentro del mundo científico hasta el año pasado. Los sentimientos emocionales de los animales, humanos y no humanos, surgen de las redes cerebrales subcorticales homólogas (Ver:
Neurocientíficos reconocen la conciencia en mamíferos y aves)

perro-espejo


Para la
etóloga  de la Universidad Mayor, Carmen Luz Barrios, "no todas las especies de animales reaccionan de la misma manera frente al espejo" dado que dependerá de las estructuras cerebrales de cada especie la respuesta a ciertos estímulos, en este caso, verse  a sí mismos en un espejo.

"En el perro suele pasar, por lo general, que  no se toman en cuenta, se ignoran o incluso se sorprenden. No es un tema de conciencia absoluta de sí mismo", explica Carmen Luz Barrios.

La conciencia de sí mismos es propio del desarrollo de la corteza cerebral, que es donde se registra la mayor actividad neuronal en el acto de auto reconocimiento. Es decir, independiente de la especie (sea o no un humano), el reconocimiento propio radica en el desarrollo del sistema nervioso. "Los niños, hasta el año y medio, aparentemente no han tenido buena respuesta a estas pruebas del espejo", ejemplifica Barrios.

En el caso de los gatos, como sufren un tipo de daltonismo y por lo tanto una percepción de colores  distinta a la de nosotros, sumado a que no tienen una visión definida en cuanto a contornos, "si los pones frente al espejo pueden haberse visto alterados". Esto, no implica que tengan menos capacidad de tener conciencia de sí mismos,
"sino que sus vías visuales le impedían tener una correcta imagen".

Fuente:
24horas.cl, EtoHorus

Vídeo Primates:



Vídeo Córvidos:



Vídeo Elefantes:



Vídeo Delfines