Un perro ciego puede disfrutar otra vez de sus paseos gracias a su gato guía (Reino Unido). Contiene vídeo

Terfel, un perro de ocho años, fue diagnosticado de cataratas, desde entonces se chocaba con las cosas y pasaba la mayor parte del tiempo tumbado en su cesta.


article-2254094-16AA02CC000005DC-408_634x584


Entonces su propietaria Judy-Godfrey-Brown recogió una gata que estaba abandonada y se sorprendió por lo que pasó después.

La gatita de nombre Pwditat, se acercó a Terfel y le animó a salir de su cesto, acompañándolo hasta el jardín.

Judy, de 57 años, dijo: “Nunca he visto nada como esto, la mayoría de los perros y gatos no se llevan bien, pero Pwditat parecía saber desde el primer momento que Terfel es ciego. Ella utiliza sus patas para guiarlo, están siempre pegados el uno al otro, incluso duermen juntos”.

article-2254094-16AA0534000005DC-81_634x413

article-2254094-16AA02F1000005DC-465_634x427


Fuente: The Sun